9.8.09

VALENTINE PENROSE: LOS POEMAS

Tengo las flores más bellas / la quimera más bella / el espejo más bello / yo soy el agua que se canta.
V.P.

Valentine Penrose nació en 1898. En 1925 se casó con el pintor Roland Penrose, viajó a Egipto, a la India, a España (a vivir en un castillo medieval) y a Londres. Incursionó en el ocultismo. En 1944 se alistó en Algeria como soldado, regresando a Francia durante la liberación. Murió en 1972.
Dons des Fèminines es el libro dedicado a Rubia, la mujer amada.
Escribe Paul Eluard en el prologo a ese libro:
Yo hubiera querido, con Valentine Penrose, amar apasionadamente para lograr esa unión, para reconocer a esta mujer desconocida, la que entra y sale de este libro, siempre distante y aunque más no fuera en sueños, mirarla a los ojos, aún a riesgo de todas las metamorfosis.
Valentine Penrose describe así a Rubia:
Su inclinación natural es hacia las noches claras cuyo césped es negro, hacia la desnudez inmaculada. A la luz de la luna, su verso pertenece a su propia semejanza, como las alas del pájaro pertenecer al Ala.
Por alguna de las tantas injusticias que tiene el mundo literario, la poeta Valentine Penrose es poco conocida y si se habla de ella es por su obra La condesa sangrienta.
No es su célebre novela gótica lo que importa aquí. Gigante entre gigantes (Breton, Eluard, Aragon, el mismo Artaud; es extraño que su figura se encuentre casi postergada en una vanguardia tan afín a los mitos).
Penrose es una de las mejores poetas que dio el surrealismo y eso es suficiente para intentar una aproximación a su obra.



Dónde estás tú que recomienzas
tus cabellos como un ramo
sosteniendo los globos y las copas.

La flor de sol se marchitaba
yo te ofrecí las riendas verdes
y tú saltaste al único corazón necesario
sin girar sin vacilar
sin error
quieta

en medio de la sangre de la luz.

de Hierba a la luna, 1935


A FRANCESCA

Manos dulces no-me-olvides en la culata de los fusiles
lucho me prostrerno
ante los muertos en tus cabellos como guadañas
tú cantora de los huessos profundos de los marineros los soldados

de Poemas, 1937


Cuidado con las mujeres cuyas hermanas son bellas
Cuidado con las mujerzuelas cuyas amante son bellas
en el gentío donde nuestros ojos
intercambian sus miradas
estériles

*


Vayamos a los confines donde el sol es frío
Donde sea imposible ingresar al pasaje.
De las cosas que vendrán unas desconcertadas firmes otras
Ellos hablan conjeturan
Nunca hubo nada tan hechizado. Adiós mi bienamada
Tu mujer de clamores está en el paisaje
Adiós Rubia.


*


Ven a dormir conmigo al lecho de estos ancestros
Donde se forjaron los bríos de tu belleza viva.
Regresa, oh absorbente. Ante los velos de tu cadera
Donde me arrodillo
Como no ha rogado nadie
Te ruego que me dejes dormir y mezclarme con los tiempos.


*


¡Oh rubia! esto que hemos saboreado de la feliz forma viviente
Esta muerte abundante esta noche conjurada
Demasiado extendida hoy para mi soledad.


de Dones de las Femeninas, 1951


LOS TEMPLARIOS DE PIERREFITTE

Bajo los grandes reflejos de hierro violeta
Junto con la hiedra el vellocino emblema
Que duerman bajo el arco mitral. Empuñadura de espada
Cruz lujuria guardadas orden de las estaciones.

Ahí arriba sobre el trigo parsimonioso
No más recolección. La estéril violeta.
No más parejas de hermanos ni otoños ecuestres
No más normas de Oriente. Templarios, dormid.


NOCHE

Volverá la noche de invierno
para tenderme a tu lado.
Las fachadas beberán austeras
El claro de luna y su luz
Será expulsada de nuestros besos y brazos.

El cuarto yace solo con las cortinas bajas
Tú yaces sola con los ojos bajos
El claro de luna es el claro de tus brazos
La noche trae su nave imperturbada.

de Las magias, 1972


TODOS LOS POEMAS PERTENECEN A LAS TRADUCCIONES DE MARÍA NEGRONI PARA HIERBA A LA LUNA Y OTROS POEMAS DE VALENTINE PENROSE, EDICIONES ANGRIA, CARACAS, 1995.
LA INFORMACIÓN SOBRE VALENTINE PENROSE FUE EXTRAIDA DE EL TESTIGO LÚCIDO, DE LA MISMA AUTORA, BEATRIZ VITERBO, 2003.

6 comentarios:

Puto Malo Mas Luddita que nunca dijo...

era bella

meridiana dijo...

Gracias Javier por acercarnos estos poemas de Penrose, es cierto que se la conoce más por La Condesa Sangrienta. He tenido el gusto de leer ese libro y he quedado alucinada, ahora con sus poemas también, confirmo que estamos ante una gran poeta.

Y era bella sí

abrazo

Lilián

Cíclopa dijo...

Espero que leamos eso el miercoles, me gusta mucho.

javier galarza dijo...

Leonor, Lilián, Natalia, les dejo este poema astrológico de la autora:

Epitafio

Aquí yace Rubia bajo Géminis
Bajo el Cangrejo y la luna El María Eloisa
Pero tantos pesares y dichas a no dudar
Solo la virgen los dio.

meridiana dijo...

"...y tu saltaste al único corazón
necesario
sin girar sin vacilar
sin error
quieta..."

bella, bella Penrose...y sus poemas

abrazo

Liliana

Kira dijo...

Leí La Condesa Sangrienta hace como veinte años y no sé porqué se me escapo su poesía... gracias por esta muestra... Saludos